Como pueblo, ¿vamos a aceptar que el sistema eléctrico tarde más tiempo en restablecerse?

Cuando el Cuerpo de Ingenieros Federal informa que el sistema se podrá levantar para mayo, significa que es, con los recursos actuales. ¿No les vamos a reclamar que tripliquen esos recursos para que en menos de un mes, todo esté en pie?

¿Quién está abogando ante el gobierno federal por los que están sin el servicio eléctrico?

No quiero escuchar más los lugares sin luz, lo que hace falta escuchar es la cantidad de trabajadores y materiales que hacen falta para restablecer el servicio a más tardar, par de semanas, e informar que están en camino. ¿Qué hace falta para lograrlo? ¿Quién va a exigir esa ayuda? ¿Vamos a conformarnos con la fecha de marzo o de mayo del 2018?

Cuando salimos a la calle, deberíamos ver brigadas trabajando en todas las esquinas, y no se ven porque hay pocas, a pesar de la ayuda de las compañías. Se necesitan más. ¿Dónde está el sentido de urgencia ante la emergencia?

Demasiadas las familias, los amigos y los conocidos que siguen sin energía. Es intolerable. Hay un límite, y estamos en la raya.

¿No somos capaces de conformar un equipo de trabajo, de donde sea, para que levante nuestro sistema eléctrico, en el menor tiempo posible?

¿Cómo que hay quien no tiene luz porque los postes están en los patios? ¿Acaso no es más fácil entonces, reparar el alumbrado en las aceras y utilizarlos en sustitución? ¿Dónde está el sentido de urgencia? No se ve. Ni siquiera se verbaliza.

¡No hay excusa que justifique que nuestra gente, en urbanizaciones, barrios y campos, lleven más de un tercio del año sin luz!

Nota: este artículo fue publicado originalmente en Facebook el 26 de diciembre de 2017, https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10156304875947446&id=687632445 https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10156304875947446&id=687632445